Ortodoncia

Somos expertos en diferentes intervenciones

Tratamos las irregularidades dentales y óseas de tu boca.

¿Qué es la Ortodoncia?

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que se centra en el diagnóstico, prevención y tratamiento de las irregularidades dentales y óseas. Corrige los problemas en la oclusión para conseguir una buena función masticatoria y también para mejorar la estética dental. Su misión es conseguir la perfecta posición de los dientes para normalizar la coordinación de los maxilares y lograr una buena armonía facial.
Desde hace unos años la ortodoncia ha dejado de estar dirigida solo a niños y adolescentes, resolvidendo sus problemas o alteraciones bucodentales, y se ha popularizado también entre los pacientes adultos. Las modernas técnicas actuales permiten compaginar un tratamiento de ortodoncia con unos hábitos de vida normales en personas también adultas.

En nuestra clínica, el Centre Parc del Nord, un equipo experimentado de especialistas ofrece los mejores tratamientos de ortodoncia para personas de todas las edades. Nuestros ortodontistas cuentan con una amplia experiencia en el estudio, el diagnóstico y la elección del tratamiento ortodóntico más adecuado para cada paciente, sea niño o adulto.

Para determinar qué tipo de ortodoncia es la más necesaria en cada caso realizamos un examen clínico y un estudio con modelos dentales, fotografías faciales e intraorales y radiografías que nos permite diseñar un plan personalizado. El tratamiento estará destinado a la corrección de anomalías de posición, forma y alteraciones de las estructuras maxilofaciales.

En el Centre Parc del Nord compaginamos técnicas tradicionales, como la ortodoncia con aparatos fijos (brackets metálicos o estéticos de cerámica) con las alternativas más modernas y de última generación como la ortodoncia invisible (con férulas invisibles) o la técnica de la ortodoncia lingual, que se basa en la colocación de brackets en la cara interna del diente.

Diseñamos el tratamiento a medida, enfocado a corregir posibles defectos o irregularidades en la estética de los dientes. Las características del problema a tratar determinarán el enfoque ortodóntico más eficaz.

Ortodoncia infantil

¿Cuándo necesitan los niños recibir un tratamiento con aparatos correctores?

Los odontólogos consideran que la edad infantil es la más óptima para efectuar este procedimiento porque los resultados son más favorables y duraderos. Hay cuatro etapas posibles para iniciar este tratamiento: 1, antes del recambio de los dientes, por problemas en la estructura ósea; 2, durante el recambio; 3, una vez finalizada y 4. cuando se acaba la fase de crecimiento.

A partir de los 7 años el odontopediatra puede identificar, en una revisión rutinaria, problemas potenciales surgidos del cambio de los dientes de leche por los definitivos. En esta etapa de desarrollo óseo es cuando se pueden corregir mejor determinadas alteraciones dentales. Los problemas y actuaciones habituales sobre los que trabaja la ortodoncia pueden ser:

  • La anchura del arco dental: muy a menudo se necesita aumentarla para dejar espacio a los dientes definitivos.
  • Mover dientes incorrectos para rectificar la mordida.

Entre los 12 y 16 años también es adecuado realizar tratamientos de ortodoncia porque la dentadura, a pesar de tener los dientes permanentes, todavía está en fase de crecimiento. En este perfil de edad los problemas más frecuentes a resolver son:

  • El apiñamiento dental y la falta de una sonrisa bien alineada.
  • La necesidad de corregir la posición de los dientes para obtener una mordida correcta y mejorar la estética de la sonrisa.
  • Mejorar la función oral y la correcta armonía de la boca.

Ortodoncia en adultos

La motivación de los adultos por este tipo de técnicas es en buena parte estética. Pero la ortodoncia es también un tratamiento muy adecuado en personas con alteraciones en la posición de los dientes porque contribuye a prevenir la formación de caries y conservar una boca sana. Desde el punto de vista de la salud los pacientes con dientes apiñados o sin espacio no llegan a efectuarse una buena higiene diaria y esto implica que exista más tendencia a los depósitos de placa bacteriana, a las pérdidas dentarias o a la aparición de enfermedades de las encías. Estos son los casos más frecuentes para la colocación de ortodoncia.

La aparición de nuevas técnicas estéticas permite corregir en adultos la alineación de los dientes, la dificultad de limpieza de las piezas o los problemas en la articulación temporomandibular.

La recolocación de los dientes, así como la corrección de problemas funcionales derivados de malposiciones dentarias, puede prevenir muchos problemas dentales y dar vida a sus dientes. Tener una dentadura perfectamente alineada es sinónimo de estética y también de salud.

Para sonrisa sin complejos la ortodoncia es la solución.

¿Qué tipos de ortodoncia existen?

El tratamiento ortodóntico consiste en la colocación de unos aparatos sobre los dientes que funcionan aplicando una presión suave sobre las piezas y los huesos. Estos dispositivos pueden ser fijos o extraíbles y también invisibles. A menudo los pacientes precisan combinar la técnica de la aparatología fija y de la removible para la resolución de su problema.

Ortodoncia invisible. Invisalign

Es la técnica más revolucionaria y nuestro tratamiento estrella. Invisalign es un sistema de ortodoncia estética que es prácticamente invisible y no precisa de brackets ni alambres metálicos para mover los dientes. Consiste en unos aparatos removibles, unos alineadores o férulas transparentes que se van cambiando cada mes y sólo se tienen que extraer para comer o para la higiene de los dientes. Estas férulas van aplicando fuerzas sobre los dientes para variar su posición y hasta la situación deseada del mismo modo que lo harían los brackets.
El método Invisalign destaca por la comodidad y estética y no afecta los hábitos y al estilo de vida de la persona que lo utiliza. Con todo, para obtener los resultados deseados es necesaria la colaboración máxima del paciente.

Ortodoncia fija metálica

La ortodoncia convencional y más utilizada es el sistema de aparatos fijos. Estos dispositivos se componen de bandas, alambres y brackets metálicos. Se colocan en la cara externa de los dientes, la parte visible, son los más comunes y su ventaja principal es su gran versatilidad para resolver cualquier tipo de maloclusión.
Las últimas innovaciones en estos aparatos fijos hacen que hoy en día sea más fácil y rápida su adaptación. Son económicos, fáciles de limpiar y accesibles para la mayoría de pacientes.

Ortodoncia fija de zafiro

La ortodoncia fija de cerámica es una ortodoncia de brackets fabricados con zafiro. Destaca por su estética: al ser fabricados con zafiro, se consigue un color idéntico al del diente. Ello favorece que sean prácticamente inapreciables a la vista. Estos dispositivos aprovechan las últimas tecnologías en material zafiro para conseguir bordes redondeados y suaves.

Ortodoncia autoligable

Los brackets autoligables son un tratamiento de ortodoncia fija que no necesitan usar las típicas gomitas para unirse al arco dental. Por lo tanto la fuerza se transmite a través de los propios brackets fijados a cada diente. Este método consigue colocar los dientes en la posición correcta utilizando menos fricción, lo que implica que el tiempo de tratamiento sea menor.
La supresión de las ligaduras de sujeción presenta varias ventajas respecto a los brackets convencionales en varios aspectos:

  • La higiene bucodental es más sencilla. El hecho que no haya vínculos facilita la limpieza dental y por tanto disminuye la acumulación de sarro.
  • La fricción es mucho menor. Con ello hay menos molestias y también se reduce el tiempo de tratamiento.
  • Las visitas de control son más cómodas porque al no aplicarse ligaduras no es necesario acudir al dentista con tanta asiduidad
    Desventajas:
  • Es un método menos económico que los brackets metálicos tradicionales.
  • Hay que tener una especial precaución en la ingesta de alimentos como las manzanas o los bocadillos a mordiscos porque los brackets se pueden desenganchar del diente.

Ortodoncia autoligable de zafiro

En este caso los brackets autoligables están fabricados con material zafiro que imita el color del esmalte de los dientes y por ello pasan más desapercibidos. Es una opción de ortodoncia rápida, estética y cómoda. Además, este sistema sin ligaduras de sujeción al arco hace más fácil la limpieza dental porque evita la retención de los alimentos y la formación de placa bacteriana.

Ortodoncia lingual o de incógnito

Otra de las ortodoncias que se pueden utilizar es la ortodoncia lingual. Se trata de un tratamiento con brackets pero colocados en la cara interna del diente, de forma que no son visibles. Los brackets se fabrican de forma individual, ajustada a la boca del paciente. Así, además de cómodos e invisibles son mucho más precisos y consiguen mejores resultados en menos tiempo. Es la opción ideal para aquellas personas adultas o jóvenes poco favorables al uso de los aparatos visibles.

Ortodoncia de colores

Esta alternativa fue creada pensando en las necesidades estéticas de los más pequeños de la casa. Es un tratamiento fijo y metálico, pero las ligaduras pueden personalizarse con diferentes colores. Es una forma de acercar los más pequeños a la ortodoncia como si fuera un juego y no como un tratamiento dental.

FAQS sobre ortodoncia

¿Cuándo puedo necesitar llevar brackets?

  • Me cuesta masticar y morder porque no encajan bien los dientes: malposición dentaria o maloclusión. Los dientes no ejercen la fuerza muy repartida y este problema dificulta a la vez la higiene oral y provoca complejos estéticos.
  • Tengo dificultades para cepillarme la boca porque mis dientes están apiñados.
  • Mis dientes están torcidos y quiero mejorar mi sonrisa.
  • Ronco por las noches y / o sufro apnea del sueño.
  • Padezco dolores de cabeza y molestias en torno al oído, en la musculatura de la boca y / o en la articulación de la mandíbula.
  • Tengo espacios excesivos entre los dientes.

¿Cuál es la mejor opción de ortodoncia?

Si nos preguntamos cuál de todas las opciones del mercado es la mejor, hemos de tener en cuenta cuál de ellas se adapta mejor a nuestras necesidades. Nuestro dentista, durante la visita en la consulta será quien nos orientará para conocer mejor las diversas opciones y evaluar cuáles son las adecuadas a nuestro caso. Realmente todos los métodos son eficaces y relativamente cómodos si los comparamos con las ortodoncias que se utilizaban hace algunos años.

Si se piensa en el gasto los brackets metálicos son los más económicos que podemos encontrar, seguidos de los de zafiro y cerámica. Hay modelos del sistema Invisalign que sin gran complejidad también tienen un precio no muy costoso.

¿El tratamiento de ortodoncia con brackets es molesto?

Los primeros días el paciente puede sentir algunas molestias pero las fuerzas aplicadas para mover los dientes son muy suaves y en poco tiempo el paciente se acostumbrará. Además de esta pequeña presión también se habituará a la presencia de estos aparatos fijos en la boca.

¿Qué diferencia hay entre la ortodoncia convencional y la ortodoncia invisible (Invisalign)?

La ortodoncia fija, con brackets metálicos, es el tratamiento convencional más utilizado y conocido. Es mucho más visible que otros tipos de ortodoncia como por ejemplo la ortodoncia Invisalign o la ortodoncia lingual. En cambio, el tratamiento invisible con Invisaling es una alternativa altamente estética a los brackets convencionales. Es un sistema de alineadores personalizados, transparentes y removibles que se van cambiando cada dos semanas. El mismo paciente puede retirarse las fundas en la hora de comer o por la higiene dental. Además, las visitas son más espaciadas pero el paciente se tiene que comprometer a cumplir con rigor el tratamiento en casa.