Durante los meses de calor, las altas temperaturas y un mayor tiempo de exposición al sol contribuyen a un aumento de la deshidratación de nuestro cuerpo. Esta situación también repercute en la cavidad oral y tiende a provocar, en algunas personas, el síndrome de la...