¿Las carillas dentales son para siempre?

¿Las carillas dentales son para siempre? Las carillas dentales son una de las soluciones que se han popularizado más para lucir una sonrisa saludable.

Se trata de unas finísimas láminas, muy resistentes, que se fijan a la superficie del diente natural para cambiar la forma, la medida o el color, o para corregir defectos. Muchos pacientes pueden creer que esta solución es para toda la vida, pero han de saber que eso depende de varios factores.

¿Las carillas dentales son para siempre? ¿Cuánto duran?

¿Cuánto de tiempo pueden durar? La respuesta está en el tipo de material, el trabajo del profesional y de si después el paciente efectuará unos buenos hábitos de mantenimiento. Si seguimos los consejos del dentista en pocas ocasiones será necesario restaurarlas o renovarlas.

Las carillas dentales pueden ser de porcelana o de composite y pueden tener una vida de entre 10 y 20 años. Las carillas de composite están hechas con una resina moldeable que se coloca en la parte externa del diente.

Son más económicas, pero en cambio, tienen menos resistencia que las de porcelana. Las carillas de porcelana o cerámica se fabrican a medida en el laboratorio y muestran un resultado final más reluciente y duradero.

Las carillas son resistentes y seguras, aunque si queremos conservarlas más tiempo es importante seguir estos consejos::

Cepilla bien los dientes y de forma regular. Utiliza una pasta dental no abrasiva y completa la higiene pasando hilo entre los espacios interdentales.
Reduce el consumo de alimentos que pueden provocar manchas en el esmalte como el café, el vino tinto, el chocolate o los frutos rojos.
• Procura restringir la ingesta de alimentos que sean duros o pegajosos, con cáscaras, semillas o huesos porque pueden hacer que las carillas se rompan.
Evita morderte las uñas, meterte objetos en la boca (lápiz, bolígrafo…) o masticar hielo porque esto haría que las carillas se debilitaran.
Aprovecha para decir adiós al tabaco porque amarillea los dientes y también perjudica el material de las caretas.
• Protege tus dientes con férulas de descarga si tienes bruxismo para evitar el desgaste y alargar la vida útil de estos recubrimientos dentales.
• Hazte revisiones periódicas en la clínica porque así el odontólogo podrá actuar de forma rápida si la carilla se ha erosionado o fracturado.